¿Dónde y cómo guardar tu bicicleta?

¿Dónde y cómo guardar tu bicicleta?

                                       ¿Dónde guardar tu bicicleta?

¡Vamos a dar un paseo!

Todos los que tenemos bicicleta, como elemento de trasporte o para practicar deporte, tenemos el mismo problema: ¿Dónde guardarla?

El espacio en nuestras casas suele más bien escaso, y la bici ocupa mucho espacio.

Siempre buscamos espacios como el pasillo o el pequeño balcón del que disponemos. A veces una habitación de invitados, que convertimos en un improvisado trastero, perdiendo una habitación.

Bicicleta en balcón, expuesta a la lluvia, al sol.

La mejor solución es el alquiler de un trastero en ORIXE22  (Bilbao), que no supone un gran desembolso económico mensual, pudiendo acceder las 24 horas del día, un acceso REAL Y SIN SOBRECOSTE, mediante tarjeta, con ALARMA INDIVIDUAL conectada a central, CCTV (circuito cerrado de TV, conectado a central), zona de carga y descarga.  ALQUILER TRASTERO EN ORIXE22

¿Cómo guardar tu bicicleta?

En tu trastero puedes elegir entre dos soluciones: el soporte en el suelo y los soportes para colgarla.

El pie de guardado no ocupa más espacio que si la bicicleta está apoyada, directamente en una pared.

El soporte de techo es una buena solución, con equilibrio entre el ahorro de espacio y conservación de la bicicleta. 

El soporte a pared está indicado  para la mayoría de bicicletas, siempre que no sean muy pesadas.

 

¿Cómo cuidar tu bicicleta?

También deberás considerar si usas la bicicleta con frecuencia o si estará guardada durante un largo periodo de tiempo.

Si eres de los del segundo caso, conviene elevar la bicicleta para que las ruedas no toquen el suelo y desinflarlas para que la cámara no se deforme, ya que si las desinflamos en contacto con el suelo también sufrirán.

Es también importante engrasar muy bien la cadena, los piñones, el plato y los ejes de las ruedas, para evitar oxidaciones.

Antes de salir de tu trastero

  • -Comprobar la presión de los neumáticos.
  • -Verificar engrase de cadena.
  • -Verificar cierre rápido de las ruedas.
  • -Comprobar visualmente el centrado de las ruedas.
  • -Verificar desgaste de las zapatas.
  • -Tensión de los cables de freno.
  • -Puentes de freno con la leva de apertura en posición “cerrado”.
  • -Cerciorarse que llevamos los repuestos y herramientas (bomba, parches… .
  • -Resetear el ciclómetro en caso de controlar los recorridos de entrenamiento.

 

Al volver a tu trastero

  • -Eliminar cualquier objeto extraño que se haya incrustado en las cubiertas.
  • -Reparar la cámara de repuesto si hemos sufrido un pinchazo.
  • -Eliminar la suciedad de la bicicleta y, en caso necesario, someterla a una limpieza en profundidad.
  • -Tomar los datos del ciclómetro.
  • -Si hemos sufrido algún bache gordo, aunque no hayamos apreciado avería alguna, revisar la tensión de los radios y el estado de los flancos de las llantas.
  • -Quitar resto de tierra o chinas incrustadas de las calas o los pedales.

 

Paseo por la montaña