Trasteros: Almacenar la ropa de temporada

Trasteros: Almacenar la ropa de temporada
Interior de Box tipo A con detalle de cámara

Interior de Box tipo A con detalle de cámara

ALMACENAR LA ROPA DE TEMPORADA

Con cada cambio de estación llega el cambio del armario. Con estos sencillos consejos mantener bien almacenadas las prendas que no se usan te será más sencillo y cómodo.
Organizar bien la ropa de temporada es imprescindible para que se mantenga en buenas condiciones y demás, sea más fácil el acceso al cambio de de armario de la temporada siguiente. Con la llegada del mal tiempo, la prendas de vestir se quedan desactualizadas. Las camisetas de manga corta, dan paso a los abrigos, y los bañadores a los gorros y bufandas. Todos los que vivimos en Bilbao sabemos cómo es su clima, y sí o si tenemos que hacer el cambio de armario. Para conservar las prendas en las mejores condiciones posibles y te sea fácil el cambio de la temporada siguiente, te damos estos consejos:

1) LAVAR LA ROPA ANTES DE GUARDAR
Por muy limpia que te parezca, lava o limpia en seco la ropa antes de almacenarla. Los aceites corporales atraen a las polillas y provocan un olor persistente si no se quita antes de almacenar la ropa. Retira todas las bolsas de plástico, ya que retienen la humedad y fomentan el moho. Cámbialas por bolsas de algodón o recicla la ropa de cama vieja.

2) SELECCIONA LAS PERCHAS
Si optas por colgar la ropa de temporada, elige las perchas adecuadas. Evita las perchas de alambre fino, elige las de madera o acolchadas.

3) CAJAS CON ROPA
Evita las cajas de cartón, ya que es ácido y el pegamento atrae a los bichos. Elige cajas plásticas con tapa.

4) POLILLAS
Utiliza bolsas de naftalina para proteger la ropa de fibras naturales. La naftalina mata las larvas, pero no debe tocar la prenda almacenada. Cuando vuelvas a ponerte la prenda, límpiala o airéala al menos durante un día antes de ponértela.

5) ¿ Dónde almacenarla ?

Colgadores de ruedas. Son sólidos y facilitan el cambio de la ropa de temporada. Lo puedes llevar hasta el trastero y cargarlo con las chaquetas, pantalones y abrigos.

La solución de las maletas. Son “contenedores” ideales tanto para transportar como para almacenar. Acuérdate de etiquetarlas para que te sea fácil identificar el contenido.

Armario alto. Si dispones de uno muy alto, lo puedes aprovechar instalando una barra en la parte superior.